3 consejos para almacenar correctamente la comida para mascotas

Para mantenerse saludables, nuestras mascotas necesitan una dieta balanceada y nutritiva. El propietario debe priorizar la conservación de dichos alimentos, prestando atención a detalles como la vida útil o la forma de almacenamiento para evitar el deterioro de su calidad. Al igual que los humanos, nuestras mascotas necesitan una alimentación completa y equilibrada para mantener su salud en un nivel óptimo. Por eso, es importante prestar atención no solo a lo que se les da de comer, sino también a cómo almacenar el alimento seco para nuestras mascotas. La exposición al calor o la humedad puede degradar sus cualidades y perjudicar la salud de nuestro mejor amigo.

La forma en que se almacenan los alimentos es muy importante porque cuanto mejor los almacenemos, mejor se conservarán los nutrientes y la calidad y, por lo tanto, los alimentos durarán más. Los alimentos están sujetos a oxidación y los efectos de la luz, la humedad, la temperatura y el aire reducen las propiedades del alimento.

Tomarse el tiempo para seguir estas recomendaciones puede mantener sus alimentos en las mejores condiciones posibles y, al mismo tiempo, ahorrar dinero. 1. No almacene grandes cantidades de alimentos

Todos queremos comprar paquetes grandes de comida para perros. Cuando tenemos un animal grande, como el gran danés, comprar grandes bolsas de comida puede ser un éxito. Sin embargo, si nuestra mascota fuera más pequeña, estaríamos cometiendo un gran error. La razón, como se mencionó, es la mala calidad de la comida. Por lo tanto, lo ideal es que la comida se conserve durante dos semanas o un mes como máximo. 2. Comprueba la fecha de caducidad

Todos los productos alimenticios son perecederos, incluidos los alimentos para animales. Cuando compramos alimentos secos para mascotas, tendemos a empaquetar más de una bolsa para evitar tener que comprar cada pocas semanas o ahorrar dinero comprando varios paquetes. Recuerde que incluso si estos alimentos están cerrados, su estado cambia con el tiempo y su calidad se deteriora, por lo que solo se debe conservar lo necesario durante un tiempo breve. 3. Presta atención a la conservación

Los envases de alimentos generalmente están diseñados para que los alimentos conserven sus propiedades el mayor tiempo posible. Por eso está equipado con una cremallera para evitar que la bolsa entre al aire. A falta de este tipo de cierre, se recomienda envasarlos en un recipiente hermético de plástico, metal o vidrio para que se conserve íntegramente la calidad del alimento. Para el almacenamiento, es ideal almacenar los alimentos en un lugar fresco, seco y posiblemente oscuro para evitar la humedad excesiva o el crecimiento de moho que reduce sus propiedades nutricionales u organolépticas. Siempre evite la exposición a la humedad y la luz solar directa, y almacene los alimentos en áreas bajas o al aire libre donde los insectos o roedores puedan alcanzarlos. En el caso de utilizar comida húmeda para la alimentación de las mascotas, debemos tener en cuenta que al envasar se conserva su calidad gracias al envasado al vacío. Por ello, nada más abrirlas hay que taparlas con film transparente o pasarlas a un recipiente hermético y guardarlas en el frigorífico para que no se sequen. Además, debe consumirse en un plazo máximo de dos o tres días.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *